Mirando al norte

No somos el centro de nada, nuestro hogar es sólo un planeta perdido en la inmensidad del universo.

No es fácil reconocernos insignificantes si la materia de la que estamos hechos procede de las estrellas, y si nuestro cerebro es capaz de imaginar desde el infinito hasta el infinitésimo...


Do not use this photo without my permission.