Hverir

Pozas de barro hirviente, colores que recuerdan a los paisajes del río Tinto y grietas por donde emanan vapores y gases del interior de la tierra con un penetrante olor a azufre, hacen de este un lugar extraño donde el interior del planeta se manifiesta en la superficie.