Harar

Recorrer las calles de la ciudad etíope de Harar y contemplar la vida de sus gentes es una experiencia de extrañamiento, de retroceso en el tiempo que hace volar nuestra imaginación y nos lleva a épocas pretéritas de nuestra propia historia. 





















Do not use these photos without my permission.

5 comentarios:

  1. Tus imagenes nos llevan a otro mundo... Me encantan esas escenas que has captado, con esos bellos colores, tan naturales...

    ResponderEliminar
  2. Efectivamente, parece que el tiempo allí se ha detenido.

    Enhorabuena, unas fotos preciosas.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Bellas imágenes de gran valor etnográfico y en las que el color se muestra como un gran aliado para destacar los valores étnicos de los personajes.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  4. Fantàstico tu reportaje, Lourdes, me gustan las fotos que has hecho para mostrar la vida en esos lugares tan distinta a la nuestra.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  5. Very interesting life.
    Lovely photos. Thank you!
    Greeting

    ResponderEliminar