Puesta de sol en el Serengeti









Y después del sol es la oscuridad...

Al leer noticias sobre la prevista construcción de una carretera que atravesará este santuario de vida salvaje, no deja una de preguntarse si el desarrollo de la región no sería posible sin destruir esta riqueza natural.
Mientras el presidente tanzano habla de la necesidad de construir la carretera para que los habitantes de la zona dispongan de buenas infraestructuras y puedan estar comunicados con la capital del país, expertos medioambientales afirman que existen rutas alternativas que respetarían el parque y la gran migración de herbívoros que cada año se desplazan del Serengeti al Masai Mara en busca de pastos frescos.
Parece por tanto que son otros intereses no tan transparentes los que pueden motivar la construcción de esta carretera y no el pretendido bienestar de la población de la zona.
Sombras y noche se ciernen sobre el futuro del Serengeti...
Confiemos en que la sensatez e inteligencia humana (???) paralicen el proyecto.
El planeta nos lo agradecerá.