Caminos de Lalibela



Normalmente se asocia África con paisajes de sabana donde aún viven muchos animales en libertad y con tribus que danzan al son del tam-tam, sin embargo, como no podía ser de otra forma en todo un continente, hay una gran variedad de paisajes y de gentes incluso en el mismo país. Etiopía es un buen ejemplo de ello, desde los secos territorios del sur, el valle del Omo, con sus diferentes etnias animistas, al este musulmán y al norte montañoso y verde de gentes cristianas ortodoxas.



Lalibela es una ciudad de ese norte montañoso donde las gentes son ortodoxas, y recalco esto porque son muy practicantes. Lo más importante de Lalibela son sus templos excavados en la montaña, son impresionantes y más impresiona aún el contemplar el espectáculo de la gente rezando al amanecer en torno a ellos. 




Desde Lalibela y a pocos kilómetros de fuerte ascenso se llega a pequeños poblados y a un monasterio perdido en la montaña. En un día de mercado la gente baja y sube con su pesada carga por el sendero. 






























































Do not use these photos without my permission.